El triunfo y la clasificación de Cruz Azul a Cuartos de Final de la Copa MX terminó con una mala actitud de Tomás Boy, pues además del baile que realizó para festejar uno de sus goles, el técnico de La Máquina se encaró con aficionados cuando subía al autobús del equipo.
La afición cementera espero al Jefe Boy y a sus jugadores a la salida del inmueble; pero en cuanto vieron al entrenador, comenzaron a insultarlo luego de los malos resultados, al tiempo que el timonel les respondió en tono sarcástico: “¿Quiénes eran los que me estaban gritando allí atrás?”

Fuente: Futnoltotal