Los asistentes disfrutaron de un rico banquete y un magnifico ambiente.

Alexander Campos
Iker Sebastián Reynoso Ibarra recibió la gracia de Dios: fue bautizado en la parroquia de San Patricio en una hermosa ceremonia; el padre expresó emotivas palabras en relación al bautismo de Iker.
Tal fue la felicidad de su mamá, Kristel Ibarra, que hizo una fiesta en grande. Fueron ciento cincuenta invitados los que disfrutaron de una deliciosa comida y un candy bar con diversos productos.
La decoración fue en tonos azules con el tema de Paw Patrol. Los centros de mesa fueron varios tipos de floreros con hortensias azules, blancas y moradas.
¡Divina bendición!