En una espectacular fiesta, Fernanda y Amín celebraron la dicha de empezar una nueva historia de amor.

Daniela Samayoa
Con manteles largos y rodeados de la gente que más los quiere, Fernanda y Amín vivieron el día más feliz de su vida: en los ojos de ambos el amor se hacía notar.
Fue una ceremonia conmovedora y llena de emociones, donde los detalles fueron fundamentales para recrear un ambiente cálido y armonioso, lleno de amor y buenos deseos.
¡Muchas felicidades a la feliz pareja!