Más sueños y retos: Fernando Castellanos

A un año a cargo de la presidencia de Tuxtla Gutiérrez

Fernando Castellanos Cal y Mayor lo tiene claro, “hay ciudades y hay amores que no se separan de ti”. Con esa certeza y el recuerdo constante de experiencias urbanas personales, el presidente municipal de la capital chiapaneca sabe que el valor más importante que le fue heredado y marcó la línea a seguir en su vida personal, es la fe, con la que ha enfrentado todos los retos.
A un año de convertirse en alcalde de Tuxtla Gutiérrez, Fernando acepta platicar sobre diversos temas: su visión y su propia personalidad, revelándose como un ciudadano más con la gran oportunidad y compromiso de sentar las bases del desarrollo de un Tuxtla mejor para sus hijos.

Fernando, ¿qué representa para ti ser tuxtleco y chiapaneco?
Representa un gran orgullo y honor haber nacido en esta tierra, al igual que cientos de miles de mujeres y hombres trabajadores, llenos de fe y esperanza por construir un mejor entorno, pues llevamos en la sangre esas ganas de salir adelante y esa hermandad ante cualquier circunstancia. Me siento muy honrando de ser tuxtleco y chiapaneco porque aquí están mis raíces, mi historia, mi cultura y, sobre todo, mi familia, mi gente. Es cierto que la ciudad y el estado han cambiado en muchos aspectos, por lo que el trabajo y el esfuerzo debe duplicarse. Para eso estamos aquí: para hacer lo que nos corresponde.

¿Qué es para ti la familia?
Una bendición y el motivo más importante para salir adelante. Mi esposa y a mis tres hijos son lo mejor que tengo. Ellos son la razón para trabajar incansablemente en busca del crecimiento y desarrollo de nuestra ciudad y fomentar la unidad y la sana convivencia familiar en Tuxtla. Desafortunadamente yo perdí a mi padre cuando tenía once años y sé lo que se siente no tener a papá en la casa. Por ello, siempre he reconocido a las mujeres que cumplen el doble papel —el de mamá y papá— para que no les haga falta el alimento diario a sus hijos. En lo personal, siempre conté con la ayuda de mi madre, abuela y hermana; a ellas debo completamente mi formación.

castellanos_1
Fernando confiesa que trata de aprovechar cada momento familiar al máximo, tal como lo hiciera en su niñez y juventud, buscando dar ejemplo como esposo, padre e hijo.
Todos los días me despierto muy temprano para revisar los mensajes y llamadas de los responsables de diversas áreas del Ayuntamiento que me honro en presidir. Mientras me preparo para salir a trabajar, mi esposa se encarga de las niñas y el niño. Les da de desayunar para luego llevarlos a la escuela. En el camino nos encanta platicar, cantar las canciones que le gustan a Isabela, mientras María juega con sus muñecas y Fernandito va atento de todo, creciendo más cada día. Después, Marthita y yo nos vamos al trabajo, ella al DIF y yo a Palacio Municipal, despidiéndonos siempre con un beso.
Siempre trato de compartir tiempo de calidad con los cuatro. Leerles un cuento a los niños para que duerman contentos. Ahí, al borde de la cama, casi cabeceando, platicándoles algunos cuentos que hasta me sé de memoria.
El otro día salí del cuarto a hurtadillas pensando que ya estaban durmiendo y cuando estaba cerrando la puerta, me gritaron: “¡Papaaaá!” Es difícil darse tiempo para convivir con ellos y por eso trato de que lo que hacemos juntos se vuelvan experiencias inolvidables. Pasada la media noche, hablo nuevamente con los secretarios, directores y coordinadores para conocer el corte informativo de todas las dependencias y dormir tranquilo o dormir ocupado pensando en las posibles soluciones a las problemáticas de la ciudad. Los fines de semana trato de pasar más tiempo en familia: vamos a la iglesia, a Caña Hueca, al cine o a cenar, aunque no puedo dejar de estar pendiente del teléfono, por cualquier emergencia.

¿Eres un hombre de fe?
Siempre lo he sido. Cuando era niño mi madre me llevaba a catecismo, fui monaguillo y muy querido por las abuelitas que llegaban a la iglesia Sagrado Corazón de la colonia Moctezuma. Ahí aprendí muchos valores que fortalecieron los que aprendí en casa. Ahora me toca educar a mis hijos para que sean respetuosos, responsables, comprometidos en cada cosa que hagan; honestos y educados, y para que valoren cada cosa que consigan con trabajo, esfuerzo y dedicación. Trato de enseñarles que los sueños se cumplen, que tenemos que luchar por nuestros ideales y que no nos marquemos límites.

castellanos_2

¿Qué es lo que más te satisface de tu trabajo?
Sin duda, ayudar a la gente. Saber que, en ese sentido, estoy haciendo las cosas bien. Que una madre o un padre de familia lleve un plato de comida a la casa, que tenga un techo donde cobijarse y que tengan hijos saludables. Porque lo más importante es vivir con salud, vivienda y alimentación, derechos fundamentales de todos los seres humanos. Me satisface enterarme de que bajan los índices de pobreza, rezago y marginación, por eso impulsamos políticas públicas que contribuyen, de manera paulatina, a mejorar la calidad de vida de las familias tuxtlecas con programas como Médico en tu casa, Tu gobierno en tu colonia, Cuartos rosas, Combate al rezago alimentario, y muchas otras estrategias dirigidas a la gente que más lo necesita, a los grupos vulnerables, a los niños, mujeres y adultos mayores. Otra cosa que me satisface es la suma de voluntades que se ha dado en este año, porque acciones como estas están coordinadas con el gobierno federal, estatal y municipal; pero aquí no se trata de que alguno de los gobiernos quede bien, se trata de que a la gente la vaya bien.

¿Cuáles crees que han sido tus mejores logros en la vida? ¿Por qué?
Mis hijos, porque representan el mejor regalo que Dios me ha dado y es mi compromiso que sean mi mayor logro.

Cómo te gustaría que terminara la siguiente frase: Fernando Castellanos Cal y Mayor quiero ser recordado como…
Un hombre de palabra, de buena voluntad que siempre trató de hacer lo mejor para el bienestar de todos.

Entradas relacionadas:

Fisio Sport Recovery, una meta cumplida Daniela Samayoa Dafne Díaz, madrina del corte de listón, dio por inaugurada la clínica Fisio Sport Recovery Después de dos años y ochos meses de soñar con su propia clínica de fisioterapia, por fin llegó el día de cortar el listón que inauguraría F...
Muchos años de alegría para Navor Ballinas El ambiente hizo que esta celebración fuera tan especial. Alexander Campos Navor Ballinas celebró un año más de vida en el restaurante Fusion 3, en donde reunió a familiares y mejores amigos de la vida para celebrar y pasar una velada de lo más a...
Krhista y Enrique esperan a León Fue celebrada la pronta llegada del segundo bebé de la familia Centeno Valeri. Daniela Samayoa La llegada de un bebé a la vida de una familia siempre es una bendición y un motivo de celebración, es por ello que con júbilo y algarabía Krhista y En...
Gran celebración de Dios Los festejados disfrutaron un sinfín de sorpresas que les tenía preparada su familia Alexander Campos Los hermanos Victoria y Carlos Solana, Carlos Andrés y Mía Cervera, fueron presentados en la parroquia de San Patricio por familiares y amigos p...

Deja un comentario