La quinceañera disfrutó su mágica noche; fue un recuerdo que jamás olvidará.

Daniela Samayoa
Luciendo un vestido color rosa y una tiara, Valeria recibió la gracia de cumplir sus XV años. Dejó de ser una niña para convertirse en una señorita frente a la sociedad.
Todos sus amigos asistieron a la fiesta que la familia Camacho López ofreció a nombre de ella. Sonrisas y lágrimas de alegría se dejaban ver en su rostro. Fue un momento muy cautivador.