La Federación Mexicana de Futbol (FMF) anunció que apelará la sanción de la FIFA por conducta discriminatoria y antideportiva de sus aficionados en los partidos clasificatorios para la Copa del Mundo de Rusia 2018.
El Secretario General de la Federación, Guillermo Cantú, declaró a la prensa que el grito que sus seguidores corean en los estadios carece de la connotación ofensiva que la FIFA le atribuyó atribuido para aplicarle la sanción.
Los aficionados gritan cada vez que los guardametas rivales hacen un saque de meta en una expresión que comenzó a principios de este siglo cuando se criticaba a un portero que se había cambiado de equipo.

Fuente: Informador