Yahoo espió el año pasado de forma secreta los emails de cientos de millones de usuarios por encargo de las autoridades, señaló el Washington Post en base a un antiguo empleado.
No está claro qué era lo que buscaban las autoridades y si se transmitieron informaciones al Gobierno, añade el reporte. Como respuesta, Yahoo se limitó a subrayar que cumple con las leyes en Estados Unidos.
De confirmarse, sería el mayor escándalo desde las revelaciones de Edward Snowden sobre el espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). También en este caso se trata de una recopilación masiva de datos en tiempo real, aunque no lo llevó a cabo un servicio secreto sino una empresa.
Desde abril, todos los emails que entraron en Yahoo fueron escaneados, afirma el diario. Se desconoce de qué oficina concreta de los servicios secretos partió la orden.
El jefe de seguridad de Yahoo, Alex Stamos, y al menos otro alto directivo dejaron la compañía porque no estaban de acuerdo con ceder sin dar pelea, añade. Stamos trabaja ahora en Facebook, donde acaba de ampliar considerablemente los procesos de encriptación.
El ex empleado de Yahoo dijo al Washington Post que la acción generó además un defecto de software que hizo los correos vulnerables a los hackers. Yahoo acaba de reconocer que en 2014 los piratas informáticos le robaron información sobre los perfiles de al menos 500 millones de usuarios.
El informante Edward Snowden reveló en junio de 2013 que la NSA tenía amplio acceso a informaciones de las empresas de Internet.
Las firmas subrayaron entonces que no existía un acceso generalizado, sino que se entregaban informaciones cuando existía una orden judicial.

Fuente: La Jornada