La compañía productora Foodles Production, ha recibido una multa de 1,7 millones de euros por no proteger a los actores y los trabajadores, tras un accidente en el que Harrison Ford sufrió la rotura de una pierna durante las grabaciones de Star Wars: The Force Awakens.
Un tribunal de Aylesbury, en el sur de Inglaterra ha sido el responsable de sentenciar la multa por el accidente en el que el actor estadounidense, de 74 años de edad, se rompió la pierna izquierda por el cierre repentino de una puerta hidráulica por la que pasó durante un rodaje en los estudios Pinewood, cerca de Londres, el 12 de junio de 2014.

Fuente: Entretenimiento Starmedia