Si pensabas que para deshacerte de las ojeras era necesario tener cientos de productos especializados en belleza, te damos la solución a tus problemas y al bolsillo pues sólo necesitas uno: el lipstick rojo.
Gracias a una blogger de moda de la India llamada Deepica Mutyala pudimos descubrir que en realidad el color que necesitas para quitar esa parte sombría de tu rostro es el rojo.
Con la ayuda de un lipstick pondrás un poco por debajo del ojo y con ayuda de tu maquillaje rutinario, vas a quitarle intensidad al color. Asegúrate de difuminar bien el color para que no vayas a lucir enferma y tapa bien cualquier rastro de lipstick. No es necesario quitar el color, sólo lo vas a tapar.
Para que te des una mejor idea de cómo luciría este trabajo, entonces te compartimos el trabajo de esta blogger de belleza: Laura Agudelo.

Fuente: Estilo DF

Entradas relacionadas:

5 peinados rápidos para cuando no tienes tiempo El cabello se alborota, en algunos casos se escrespa, toma formas inexplicables que no sabías que tu almohada era capaz de crear... Por eso, si no tienes tiempo para nada, intenta desenredar todo lo posible tu melena y ponte manos a la obra. ¡En muy ...
(Video) Los rostros femeninos más perfectos del mundo Los especialistas de un centro de cirugía plástica en Londres han elaborado una técnica computarizada para el mapeo de rostros con el objetivo de ver si los rostros de estas mujeres famosas corresponden con la proporción áurea de la belleza. El análi...
5 errores que estás cometiendo al lavarte la cara Si algunas vez te has preguntado por qué tu piel no mejora completamente, es posible que la razón se encuentre en uno de los pasos más básicos de nuestras rutinas de belleza. ¡Pero no temas! Nosotros te decimos qué no debes hacer para que te sientas ...
Nuestros ojos se convierten en espectaculares terrarios de flores con esta tendencia ... La imaginación de los artistas beauty de Instagram no parece conocer límites. Cuando pensamos que han alcanzado la mayor genialidad con cosas como el eyeliner floral, dan siempre un paso (o diez) más allá. Y es que esta primavera parece que estamos e...