El uso del nopal se remonta a la época prehispánica. Se cultiva en varios estados del centro del país como Morelos, Tlaxcala, Ciudad de México y el de México.
El principal uso medicinal del nopal hoy en día es contra la diabetes. Las pencas se preparan licuadas con agua para su ingestión o bien se comen crudas o en ensaladas.
Se dice que el nopal también es un buen remedio contra la gastritis y los cólicos intestinales, aunque la parte más recomendada para estos males, es la raíz cocida y mezclada con guayaba. Otras aplicaciones, pero menos frecuentes, son para las afecciones de los pulmones y como auxiliar en el parto.
El nopal es un arbusto de unos 5 m de altura, con tallo ramificado de color verde; su tronco está formado por pencas aplanadas. Las flores varían del amarillo al rojo, tienen frutos de color verde, rojo o púrpura, llamadas comúnmente tunas. Habita en climas seco, semiseco y templado. Se cultiva en zonas áridas y semiáridas, se encuentra asociada con matorral xerófilo y bosques de encino y pino.

Fuente: México Desconocido