Es realizada el 3 de mayo: Esta danza tiene su probable origen a finales de la época Colonial y relata las peripecias que un grupo de “negros cimarrones” que, escapados de algunas encomiendas, se han escondido en los parajes y cuevas del cerro Mactumatzá, quienes para sobrevivir han robado un torito, al que tratan de vender en las orillas del pueblo.