En la actualidad no basta con una entrevista exitosa cara a cara, en la era del internet la personalidad y la esencia de cada persona se revela en redes sociales, por eso es necesario mantener un perfil virtual consecuente y acorde a las exigencias del círculo social en cuestión.
El perfil de cada usuario alberga datos sin precedentes, gustos, preferencias y características segmentadas de la población.
Ahora el Big Date llegó para crear una revolución, la forma en la que las empresas obtienen información sobre los patrones de consumo de sus clientes potenciales así como el análisis de las características de cada persona y su comportamiento, tanto en el mundo virtual como en la realidad.
La fotografía del perfil más famosos del mundo, Facebook, ha suplido el protocolo al que la humanidad había estado acostumbrado durante miles de años, ahora con tan sólo ver su avatar, en muchos casos la más importante y decisiva en un sinfín de experiencias sociales, como encontrar trabajo, enamorarse o hacer nuevos amigos.
“A través de un estudio psicométrico, científicos de distintas universidades del mundo presentaron en Cambridge un análisis con la intención de mostrar que es posible saber cuán inteligente es una persona con sólo mirar su foro de perfil”.
Un estudio llamado Self-presentation and emotional contagion on Facebook: new experimental measures of profiles´emotional coherence, que está basado en un algoritmo que no sólo se analiza el rostro en cuestión, sino la totalidad de la imagen.

Vía: La Silla Rota