Un grupo de científicos quedó sorprendido al observar las grabaciones que realizó una de las cámaras trampa que fueron instaladas a lo largo de la selva de Bakoun, en Guinea, y que corresponden a un programa panafricano de investigación en busca de conocer el comportamiento de los animales en las zonas más lejanas de África.
Los investigadores del Instituto Max Plank de Antropología Evolutiva, de Leipzig, Alemania, observaron algo que nunca se había visto: un grupo de chimpancés “pescando” algas para alimentarse.
El portal Quartz publicó la noticia del instituto alemán, puesto que los científicos quedaron sorprendidos al observar a uno de los homínidos realizar movimientos casi humanos.
El chimpancé tomó una larga rama para después colocarse sobre una roca a la orilla de un pozo de agua. Posteriormente limpió la rama y se dispuso a utilizarla para “pescar” unas algas que se encontraban en el fondo del cuerpo de agua.

Estos movimientos realizados por el chimpancé quedaron grabados para su análisis dentro del proyecto que tiene como fin el reunir la mayor cantidad de información de la posible evolución humana.

Vía: Debate