La mayoría de los padres ocupan las redes sociales para compartir el orgullo que sienten por sus hijos, presumen sus logros como una muestra más de amor hacia ellos, sin embargo deberían estar conscientes del peligro que esto puede representar y tener un especial cuidado con el tipo de fotografía que publican.
Preparamos un listado de las 5 fotografías de tus hijos que jamás debes poner en redes, créenos, los estarás salvando de un gran riesgo.

  • El lugar donde estudian: Es cierto que los padres se sienten tranquilos cuando sus hijos están en la escuela, pues consideran que es un lugar seguro para ellos, sin embargo, en algunas ocasiones el hacer público el lugar donde pasan gran parte del día puede ser utilizado para otros fines mal intencionados y pocos favorables que los ponga en un riesgo innecesario.
    Te sugerimos que si deseas compartir alguna foto de tu hijo en el colegio, lo hagas sin compartir ubicación o el nombre de la institución.
  • Con otros pequeños: Sabemos que no lo haces con mala intención, pero antes de publicar fotos de tus hijos con otros niños, (sus amiguitos) asegúrate de tener el consentimiento de sus padres, de lo contrario podrías meterte en un problema legal.

 

  • Imágenes con su nombre completo: Por seguridad de tu hijo, evita revelar su nombre completo, no publiques ninguna fotografía que lo contenga, tales como algún uniforme, una libreta o cualquier cosa que lo exponga.

 

  • Cualquier cosa de tus hijos que no desees que se haga pública: Si no deseas que algo sobre tus hijos se divulgue por todos lados, entonces evita compartirlo en redes porque evidentemente todos lo van a saber en el mismo instante que lo subas. Cuida la privacidad de tus hijos y recuerda que ellos también merecen tu respeto.

 

  • Desnudos: Es cierto que cuando nuestros hijos son pequeños se ven de los más tiernos dentro de la bañera, pero por favor, evita compartir imágenes de ellos desnudos, para empezar algunas redes tienen políticas donde prohíbe la distribución de imágenes que muestren desnudos, pero lo más alertador es que estas imágenes podrían caer en manos de personas equivocadas terminando haciendo un pésimo uso de ellas.

 

Antes de publicar algo en tus redes sociales piensa dos veces, recuerda que el internet tiene sus pros y contras, cuida a los tuyos y comparte el mensaje con otros padres.

Vía: Periódico Central