Decenas de voluntarios trabajarán durante toda la noche en la instalación del altar par la misa de los XV años de Rubí, que se celebrará a las 10:30 horas de este lunes en los terrenos de la antigua presa de la comunidad de La Joya, a donde esta noche han comenzado a arribar personas en vehículos de procedencia extranjera, incluso en “trailers” y casas rodantes.
En el mismo predio, al menos 20 escenógrafos de las ciudades de Matamoros, Tamaulipas; Monterrey, Nuevo León; Guadalajara, Jalisco, y Celaya, Guanajuato, decoran la mesa de honor de la festejada, sus padres y padrinos y montan un tablón en el que pondrán 15 pasteles que le han obsequiado a la adolescente.
Crescencio Ibarra informó que la misa de su hija iniciará a las 10:30 de la mañana y estará a cargo del cura Felipe Martínez, párroco del templo de la Virgen de Guadalupe ubicado en la cabecera municipal de Villa de Guadalupe.


En la casa de Rubí, a unos 150 metros del predio de la presa, su madre Ana Elda García corría de un lado para otro llevando en el hombro una maleta y a la pregunta de cómo iba todo para el festejo, a distancia respondió: “En eso andamos”. En tanto que Rubí se asomó por unos instantes por la puerta principal y ante la presencia de los medios evitó salir por ésta, corrió al interior de su domicilio y posteriormente salió por la puerta del corral y abordó un vehículo compacto.
El padre de Rubí supervisó la colocación de cerca de 500 sillas ubicadas a cada lado de una alfombra roja por la que caminará la quinceañera hasta el altar, así como la ubicación del escenario principal y letras gigantes con el nombre de Rubí que se ubicarán en un punto estratégico para la celebración.
Se encargó de verificar los centros de mesa elaborados con flores artesanales en tonalidades rojo, rosa y dorado; el espacio asignado a los invitados especiales y la colocación de mesas redondas que serán ocupadas por los comensales. “Ando bien atareado”, comentó don Crescencio.
Diana Yoklan, quien está al frente de la decoración, explicó que todo se hace de acuerdo a los gustos de Rubí, quien pidió que se utilizaran telas en tonos acordes a su vestuario. “No podemos salirnos del concepto de una quinceañera tradicional de aquí de San Luis, estamos usando flores artesanales (de papel), estamos usando globos para la creación de arcos”.
También comentó que Ana Elda se ha ocupado de la organización en la que se incluye una pizarra o mosaico con la frase “Mis XV Años”, el nombre de sus hermanos, “Mis Mejores Amigas”, que le gusta el pop y que su artista favorita es Thalía, el nombre de sus papás, su comida favorita que es la pizza y “Diciembre 26, La Joya, San Luis Potosí”.


Comentó que también se cuidará el decorado de la mesa, en la cual estarán los pasteles que de acuerdo a la información que le han proporcionado son más de 15. Manifestó que trabajarán durante la noche y hasta la madrugada para que todo esté listo y Rubí tenga la fiesta con la que ha soñado.
Por su parte, Fernando Ibarra, tío de Rubí, comentó que durante el día mucha gente ha ido a la casa de su sobrina para conocerla y felicitarla y se ha mostrado muy complacida con la gente del rancho. Señaló que los vecinos y todos los familiares de Rubí se han coordinado para montar el área de comida con toldos confiados en que hará un buen clima, tanto para la celebración religiosa como para la comida.
En la carretera de acceso a Villa de Guadalupe se han instalado dos retenes de la Policía Municipal y Estatal y durante el todo el trayecto hay elementos de seguridad establecidos en puntos estratégicos hasta llegar a la casa de Rubí, en donde se observa alrededor de diez patrullas y unidades de Protección Civil así como una ambulancia de la Cruz Roja, que controlan la vialidad y los accesos.

Vía: El Universal