¿Cómo llegar a la paz interior? Fácil, combinar dos tipos de terapias: cerveza y yoga. Esta tendencia alemana está dominando Berlin desde su invención hace dos años. Bieryoga fue fundado por Emily y Jhula, dos maestros de yoga apasionados de la cerveza. La disciplina se ha extendido mundialmente a países como Malasia, Nueva Zelanda y Australia.
“Bieryoga es divertido pero no es ningún chiste. Tomamos la filosofía de yoga y la juntamos con el placer de beber cerveza para llegar al nivel más alto de conciencia,” mencionan en la página oficial.

¿Pero cómo? El beber cerveza es incorporado a cada pose de yoga (o saludo a la cerveza). Solo imagínense levantar su botella mientras hacen la pose de la montaña o inclinarse hacia ella cuando hacen el cuervo.

Vía: Cosmopolita