Revisar la seguridad de las viviendas y darle mantenimiento a los vehículos en los que se viajará son algunas de las recomendaciones para el periodo vacacional de Semana Santa 2017.
Antes de salir de vacaciones, la dependencia recomienda revisar la seguridad de las viviendas mediante los pasos siguientes:

Verificar que las puertas y ventanas estén cerradas.
Cerrar llaves de paso de servicios (gas y agua).
Encargar a algún vecino o familiar el cuidado de la vivienda.
Tener a la mano copia de llaves de la vivienda, del vehículo y de documentos importantes. Ubicarlos en un sitio seguro, con la finalidad de poder localizarlos con facilidad, en caso de una emergencia.
Llevar identificaciones, carnet médico y si es posible incluir el tipo de sangre o consideraciones de salud especiales.
Si viaja por carretera en vehículo, es recomendable:

Previo a la salida, realizar el mantenimiento técnico, eléctrico, mecánico y preventivo del vehículo y revisar los niveles y condiciones de los neumáticos.
Planificar la ruta.
Llevar un kit básico de herramientas.
Contar con un equipo extintor de incendios en tu vehículo.
Llevar un botiquín con medicamentos e implementos necesarios y revisar fechas de expiración.
Si usa el portaequipaje de la parte superior de su auto, verificar que el equipaje se encuentre debidamente asegurado.
Evitar manejar de noche, cansado y en estado de ebriedad.
En caso de lluvia constante, extremar precauciones al transitar por carreteras y caminos rurales, así como evitar cruzar ríos y vados.
Consultar rutas alternas ante posibles deslaves.
Utilizar el cinturón de seguridad quienes viajen en el vehículo.
Respetar las señales de tránsito y los límites de velocidad.
Prever el abastecimiento del vehículo en estaciones de servicio.
Recordar el número 9-1-1 ante cualquier Emergencia.
Además, si viaja a zonas de playa, se aconseja:

Evitar exposición extrema al sol entre las once de la mañana y las cuatro de la tarde.
Usar bloqueador solar cuando se encuentre expuesto al sol (el mayor número de factor de protector solar FPS), así como sombreros y lentes de sol.
Beber suficiente agua y líquidos. Esperar dos horas después de comer para entrar en alguna alberca o en el mar.
Evitar nadar en zonas no permitidas.
Recordar que las picaduras de mosquitos pueden propagar infecciones, usar repelente contra insectos.
Evitar el consumo de pescados y mariscos que no estén frescos ni bien cocidos. Comer en restaurantes y lugares seguros para evitar problemas gastrointestinales.
Si se enferma de diarrea, tomar mucho líquido y vida suero oral. Prevén infecciones con el lavado de las manos.
Si asiste a un lugar muy concurrido mantener un cuidado permanente de niñas y niños, en especial en sitios de mayor concentración de personas como terminal de transporte, aeropuerto, centros comerciales, balnearios, sitios de peregrinación.

Vía: Aristeguui Noticias