Enmarcadas en un escenario natural único en México, la cadena de cascadas El Chiflón otorga a los visitantes una experiencia inolvidable por ese íntimo contacto con la naturaleza que brinda el rocío del agua que cae de forma natural en una cascada de 120 metros de altura.
Este bello centro ecoturístico, que cuenta con una cadena de hermosas cascadas, se encuentra ubicado en la meseta comiteca de Chiapas, precisamente en los límites de los municipios de Tzimol y Socoltenango, a escasos 30 kilómetros de Comitán de Domínguez; a 146 kilómetros.de Tuxtla Gutiérrez y desde San Cristóbal de Las Casas a una distancia de 122 kilómetros.
El Suspiro, Ala de Ángel, Arco Iris, Quinceañera y la principal Velo de Novia, son las hermosas cascadas que conforman este complejo ecoturístico, que se nutre con las aguas del río San Vicente. Estas maravillas naturales se pueden apreciar a lo largo de un recorrido ascendente de poco más de mil metros.


En este enigmático lugar se cuenta con cabañas a orillas del río azul turquesa, que brindan una experiencia única en su tipo debido al arrullar del sonido que provoca el caudal del agua. El paradisíaco lugar se complementa con una vegetación exuberante que resguarda, además de belleza natural, una fauna exótica y de gran atractivo para los visitantes.
En el recorrido, que por cierto tiene un costo muy accesible, se puede apreciar una gran variedad de especies de orquídeas, bromelias, árboles de sabino, árboles palomillo, chicozapote, cedro, caoba, así como de fauna silvestre: iguanas, conejos, armadillos, serpientes y diversas aves.
Si lo que buscas es vivir una experiencia inolvidable, el centro ecoturístico El Chiflón cuenta con restaurante para sesenta comensales, dos cabañas con dos habitaciones dobles cada una, una cabaña múltiple con ocho habitaciones, (cinco dobles y tres sencillas), tienda de artesanías, un museo así como una extrema tirolesa.


Si vives en Chiapas o vienes de visita al estado, no puedes perderte esta extraordinaria experiencia que te da la sensación de regresar en el tiempo a un mundo natural, alejado del bullicio y cotidianidad de la vida diaria.