Maca Maturana, mamá valiente y ejemplar

¿Qué significa ser madre para ti?
Todo. Significa gozar una de las bendiciones más grandes de la vida. Significa tener una razón de ser y existir. Ser madre es algo que cambia tu vida y tu tiempo por completo; es entregarte a tus hijos cada día para enseñarles a ser mejores personas.

¿Cómo compartes la vida con tus hijos en tus ratos libres?
Trato de involucrar a mis hijas en todo lo que hago porque gozo estar con ellas, sin embargo, cuando se trata de tiempo libre, nos encanta ir al parque. A Loretta, que es mi hija mayor, le encanta ir en su bicicleta y Alessia todavía en su carriola porque es muy pequeña. También disfrutamos de poner la música superfuerte, bailar y cantar juntas. Nos reímos muchísimo.

¿Cuál ha sido el momento más emotivo para ti desde que eres madre?
Son varios. Uno de ellos fue cuando cargué a mis hijas recién nacidas, es algo que jamás voy a olvidar; ese sentimiento tan grande, esa sensación fue increíble y jamás la borraré de mi mente y de mi corazón.

¿Cambio tu vida con el nacimiento de tus hijos?
¡Por completo! Le dieron un mejor sentido a mi vida. Ahora están ellas para acompañarme y antes de pensar en mí pienso en ellas. Son el centro de mi vida y son mi prioridad.

¿Tienes algún lugar favorito para relajarte?
Sin duda ser madre es un trabajo que requiere de veinticuatro horas de tu tiempo, sin embargo, es necesario que nos demos un espacio para nosotras. A mí me encanta ir al gym, me gusta hacer ejercicio, es algo que disfruto mucho y me relaja; me hace sentir bien, física y mentalmente y ese bienestar, de alguna manera, se lo transmito a mis hijas.

¿Hay algo por lo que puedas sentirte muy orgullosa de tus peques?
¡Claro! Todo de ellas me hace sentir sumamente orgullosa. Amo ser su mamá y amo lo que son.

¿Te consideras una persona feliz?
Bastante. Gozo la bendición de tener a dos hijas sanas y hermosas; tengo una familia que amo con todo mi corazón y la dicha de contar con un esposo que nos ama y nos cuida. Tengo salud también. Sinceramente son muchas razones en la vida para ser feliz y me siento muy agradecida con Dios por ello.

No todos aprendemos a reconocer nuestros errores y no todos aprendemos de ellos, ¿por qué crees que sucede?
Todos sabemos que equivocarnos es de humanos, pero cuando se trata de uno mismo nos cuesta aceptar nuestro lado vulnerable. El orgullo juega un papel muy importante. Creo que inconscientemente, cuando nos equivocamos nos hace sentir menos, débiles o chiquitos y eso nos impide aceptar cuando estamos mal.
Lo importante es trabajar en ello: aceptar que no somos perfectos y hacer insight: darnos cuenta en qué estamos fallando para así crecer y ser mejores personas.

Cuéntanos un episodio memorable que hayas vivido con tus hijos.
En una ocasión cuando Loretta recibió muchos juguetes, llegamos a casa y los abrimos, entonces le pedí que escogiera cinco que ella quisiera regalar a niñas que los necesitan más que ella, los seleccionó, los envolvimos otra vez y me acompañó a regalarlos a un hospital infantil.
Quizá mi hija no supo muy bien lo que hicimos, pero estoy segura que cuando ella crezca entenderá el significado y la importancia de dar a quienes más lo necesitan.

¿Cómo es Maca Maturana en el papel de esposa?
Me considero una mujer muy cariñosa y amorosa, trato de ser la mejor esposa cuando estamos juntos y aprovechar ese tiempo al máximo con él.

Tú además de madre, eres hija, ¿Cómo te va en este papel?
La verdad es que soy muy apegada a mis papás, me gusta verlos y comer con ellos por lo menos una vez a la semana. Me llevo increíble con ellos y amo que mis hijas también convivan mucho con ellos.

¿Te consideras una persona romántica?
Lo normal en momentos especiales.

Por último, ¿qué le dirías a las madres chiapanecas que día con día luchan para sacar a sus hijos adelante?
Que sigan luchando hasta el final. Sin duda el esfuerzo, la entrega y la dedicación que cada día hacen por sus hijos es lo más valioso qué pueden ofrecerles. El amor incondicional de una madre a sus hijos es lo más hermoso qué hay en esta tierra.
No existe una madre perfecta en esta vida, somos humanas y nos equivocaremos infinidad de veces, pero lo importante es levantarnos y seguir luchando. Somos el ejemplo de nuestros hijos. Todo lo que hagamos que sea con amor, que les enseñemos a nuestros hijos a ser mejores cada día, que aprendan a respetar, a ser tolerantes, que amen al prójimo y que siempre ayuden a los que menos tienen; que sepan valorar y ser agradecidos con Dios por las cosas buenas que tienen.

¿Deseas agregar algo más?
Desearles un día lleno de amor a todas las mamás chiapanecas. Que Dios las bendiga siempre ¡Muchas felicidades a todas en su día! ¡Solo una madre sabe lo que es amar para ser feliz!

Entradas relacionadas:

Cynthia festejó su cumpleaños Todas sus amigas pasaron un lindo día a lado de ella Jonadab Vega Con un agradable desayuno en un bonito y exclusivo restaurante, la guapa Cynthia Rodríguez celebró en grande un año más de vida. En esta ocasión todas las invitadas llegaron muy punt...
Festejando a la pequeña Maricarmen Jonadab Vega Arreglada como toda una conejita de pascua, celebraron, en un reconocido hotel de Tuxtla Gutiérrez, los primeros cuatro años de la pequeña Maricarmen Valdez. Varias atracciones se acomodaron en el recinto para que todos los niños se div...
Linda Esquinca celebró un año más La mañana se tornó muy alegre y en franca armonía con la música de la orquesta en vivo; fue la cereza del pastel. Jonadab Vega Con un exquisito desayuno Linda Esquinca celebró su cumpleaños y lo hizo en compañía de sus queridas amigas, quienes se l...
¡Muchas felicidades, Angélica! La cumpleañera agradeció el apoyo que le han brindado sus familiares y amigos durante estos años, gracias a ello continúa con una vida llena de felicidad. Jonadab Vega Acompañada de sus familiares y amigos, Angélica Cal y Mayor celebró sus 54 años ...

Deja un comentario