Un bronceado bonito es el mejor accesorio en verano. Desafortunadamente, esta tonalidad de piel es difícil de conseguir por sí sola, por lo que debemos recurrir a “trucos” que nos ayuden a consolidar un bonito tostado. Si eres de las que ama tener la piel dorada, pero no quieres recurrir a químicos, te tenemos una gran noticia: también puedes ayudarte con lo que consumes diariamente. A continuación te mencionamos los alimentos que te ayudarán a lucir un bronceado de ensueño:

  • Carotenos: Los alimentos ricos en carotenos son esenciales, ya que activan la melanina, el pigmento oscuro que produce la coloración de nuestra piel, el pelo y los ojos. Además de las zanahorias, los chabacanos, el tomate, el brócoli, las espinacas, la calabaza, el perejil, el mango, la papaya, las hortalizas de color verde y la lechuga son los alimentos que te brindarán grandes cantidades de carotenos.

  • Vitamina C: Los alimentos ricos en vitamina C ayudarán a frenar los radicales libres (los culpables del envejecimiento de la epidermis) que se detonan al tomar el sol. Para obtener vitamina C, puedes comer cítricos, kiwi, frutas rojas como fresas, arándanos, moras y cerezas.

  • Vitamina E: La vitamina E también crea una “armadura” en contra de los radicales libres y protegen tu piel de rozaduras, arrugas y resequedad. Los aceites vegetales (aceite de oliva, aceite de aguacate, aceite de coco, etcétera), el germen de trigo, los frutos cecos, los cereales integrales y el aguacate tienen una gran cantidad de esta vitamina.

  • Agua: Cuando estamos en la playa se nos olvida hidratarnos constantemente. Si quieres conseguir un bronceado envidiable, no puedes olvidar tomar la suficiente agua. Con el sol la piel se reseca y, al no estar hidratada, se quema con facilidad.

Vía: Vanidades