Con una marcada presencia de efectivos de seguridad, el Movistar Arena recibió por segunda vez a Ariana Grande en Chile en la presentación de su gira mundial “Dangerous Woman Tour”. La intérprete estadounidense partió el pasado 29 de junio su tramo en Latinoamérica, comenzando en Brasil y continuando en Santiago para después cruzar la cordillera y presentarse en Argentina. Con “Be Alright” abrió el show desatando la euforia de las arianators. La cantante apareció vestida de negro con un peinado que emulaba las orejas de un conejo, haciendo referencia a la carátula de su último álbum. Le siguieron canciones como “Everyday” y “Bad Decisions”, single en el que Grande sufrió una caída de la que se supo parar con una risa, siguiendo el energético espectáculo.

Vía: El Universal