No se trata sólo de lo que comas. ¿Sabes si tu descanso ayuda a tu rendimiento diario? Un consejo que jamás imaginaste para rendir más en el gym. El sueño es tan importante para los deportistas como la alimentación y el entrenamiento. Si eres deportista y quieres mejorar o mantener tu desempeño, quizá lo que necesitas es irte antes a la cama. Varios estudios demuestran que el buen dormir está relacionado con el rendimiento deportivo. Durante el sueño el organismo se recupera, los tejidos se reconstruyen y asimilan lo aprendido durante el día anterior.
Dormimos porque es una necesidad biológica, como comer y respirar. Mientras duermes tus funciones corporales cambian y ciertas actividades cerebrales suceden. Esto te permite recuperarte para el día siguiente. “Así como los atletas en entrenamiento necesitan más calorías que la mayoría de las personas, también necesitan más horas de sueño”, según el doctor David Geier, cirujano ortopédico y especialista en medicina deportiva, ex director de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.
Existen 5 etapas del sueño. Las etapas 1 y 2 son conocidas como sueño liviano, las etapas 3 y 4 como sueño profundo, y la quinta etapa como REM (rapid eye movement, por sus siglas en inglés). Durante el sueño profundo varios fenómenos que impactan el rendimiento deportivo ocurren. La presión sanguínea baja, la respiración se hace más lenta, los músculos se relajan y la irrigación sanguínea hacia ellos aumenta; permitiendo a los tejidos recuperarse más rápidamente, lo cual ayuda a evitar lesiones. Además, la producción de ciertas hormonas incrementa, entre ellas.

Vìa: Medium