La orgullosa y futura mamá no se cansa de mostrar en su cuenta de Instagram –y como regalo para su fans– cómo ha avanzado su gestación. A sus 35 años, y ocupando el cuarto lugar en el ránking mundial de tenis femenino, Williams luce más hermosa que nunca, y aunque parezca increíble, no ha perdido su atlética figura. Además, asegura que regresará a las canchas en enero del próximo año, una vez que se haya recuperado del parto y haya compartido tiempo con su bebé.

Con cada foto que comparte en sus redes sociales, los seguidores de la tenista dan muestras de apoyo al comentar sobre su belleza y lo bien que se ve embarazada.
Williams mantiene lejos de la luz pública su relación con Ohanian; sin embargo, se ha mostrado muy abierta para hablar sobre su embarazo, la prueba se encuentra en la sesión de fotos que realizó junto a Vanity Fair para la edición de agosto, donde posó muy a la Demi Moore: desnuda, pero sin perder la elegancia y discreción que la caracteriza.
Serena Williams se enteró que iba a ser madre unos días antes de comenzar el Abierto de Australia en enero de 2017.

Vía: Quien