Últimamente Kim Kardashian ha mostrado su cuerpo más de lo usual. ¿Lo dudas? Entonces ve la siguiente imagen:

La estrella de Keeping Up With The Kardashians llevó las transparencias al máximo durante su salida a comer sushi en Calabasas, California, al usar un vestido de plástico que dejaba no solo sus boobs al descubierto, sino también sus panties beige de seda. La empresaria complementó su revelador outfit con una gabardina -que evitó que hubiera un accidente- y unas sandalias Yeezy.

Tanto los paparazzi como la prensa no dejaron de hablar del look de la estrella de reality. Y es que hace tan solo unas semanas fue fuertemente criticada por editar sus fotografías en Instagram. A partir de entonces, ella aclaró que no era Photoshop y comenzó a ejercitarse, realizar la dieta Atkins y a mostrar más su figura.

Vía: Quien