Poco rato después de que el cantante y líder de Linkin Park, Chester Bennington, fuese encontrado muerto en su residencia de Los Ángeles, su esposa, Talinda Bennington, fue víctima de un ciberataque.
Un hacker ingresó a su cuenta de Twitter (@TalindaB), escribiendo tres mensajes ofensivos contra el músico que falleció ayer a los 41 años, los que al rato fueron eliminados del perfil, pero que alcanzaron a ser vistos por seguidores del malogrado artista. “Me pregunto si es momento de decirlo, pero estuve engañando a Chester con Mike Shinoda”, fue el primero de los avisos.
El siguiente tuit continuaba con el mismo tenor: “No se suicidó, murió después de que se colgara a sí mismo…tengo pruebas”, mientras que el último mensaje remató con una declaración que decía: “En realidad nunca lo amé, y no fui ‘hackeada’, sólo estaba con él por el dinero. Duele decirlo”.
El músico y su esposa contrajeron matrimonio en 2006 y de su relación nacieron tres niños. La cuenta de Twitter de Talinda se caracterizaba por los constantes mensajes de amor y apoyo hacia el intérprete de “One step closer”, reiterando lo mucho que lo amaba. Para el último Día del Padre le dedicó unas tiernas palabras para festejarlo en su día, tuit que iba acompañado de una foto de ambos. “Feliz Día del Padre al hombre de mis sueños. ¡Eres el mejor papá!”.

Vía: El Universal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.