Internet nos ha traído cosas maravillosas, pero también cosas terribles. Uno de esos horrores es la crítica sin sentido a los cuerpos de las mujeres y en especial, a los de las celebridades. La más reciente víctima de Internet y sus tonterías es Lindsay Lohan. Ella estaba feliz y casual disfrutando de sus vacaciones en Grecia, cuando unas fotos de ella en un lindo traje de baño color esmeralda aparecieron en el sitio ‘Just Jared’. En vez de enfocarse en lo feliz que se ve o ya de perdida en lo cool que es Lindsay, diversos sitios y usuarios optaron por criticar a la actriz por su “trasero de anciana”.

¿Es neta? La verdad es que Lindsay se ve súper bonita, tiene unas nalgas como las de cualquier otra persona, su traje de baño está increíble y además, nadie debería de estar criticándola por cómo se ve o no. De hecho, nadie debería estar molestando a otra persona por su apariencia. Eso sin mencionar que la lógica detrás del intento de insulto resulta de lo más ofensiva. ¿Qué las “ancianas” no pueden tener el trasero que tienen y ya? Internet no solo atacó a Lindsay; también se fue en contra de las mujeres mayores. Y ya. Esa es la decepción digital del día de hoy. Seamos todos más amables por favor.

Via: Swagger