Para Mayra Rojas, la pequeña Luciana es una más de sus hijos; por ello pide una vez más que deje de recordarse a todo momento la triste manera en la que se integró a su familia. “Yo no quiero que Luciana viva toda su vida con el sello de: ‘¡ay, se le murió su mamá, pobrecita!’. Ella no lo pidió, nadie lo pidió, ¿cuántos años más vamos a seguir hablando del tema? Yo lo que quiero es quitarle a esa niña esta etiqueta. “En alguna ocasión, una pseudoperiodista me preguntó si yo ya le había dicho a una niña de dos años y medio cómo se había muerto su mamá, y lo primero que le pregunte es: ‘¿Tienes hijos?’, me respondió que no y le dije: ‘Con razón tu pregunta es tan estúpida’”, contó en entrevista para el programa De Primera Mano.
Antes de morir, en 2013, Lorena logró uno de sus más grandes sueños: se convirtió en madre por adopción de la pequeña Luciana, quien nació en Estados Unidos, tras su muerte, la pequeña quedó bajo la tutoría de su hermana Mayra. Pero ese tema es algo que Mayra no tiene prisa en tratar con Luciana.

Via: Zeleb