Una pastilla fue la responsable de los terribles malestares que dejó al borde de la muerte al actor. Andrés García dio a conocer en una entrevista al programa Hoy que fue adicto por muchos años a una pastillita que utilizaba para poder soportar su duro ritmo de trabajo, sin jamás imaginar que ese medicamento lo pondría al borde de la muerte. El medicamento que el actor ingería normalmente es diagnosticado para personas que sufren de epilepsia o trastornos maniacodepresivos, sin embargo el histrión jamás imaginó los efectos que posteriormente le traería dicho remedio.
El actor también reveló que el momento más duro y difícil fue cuando le dijeron que debido a esta adicción estaba a punto de morir. Afortunadamente Don Andrés se encuenta recuperándose de este padecimiento y de la operación de la cadera a la que fue sometido hace unos meses.

Via: TvNotas