Marcos Delgado

En las inmediaciones del cañón del río La Venta, del municipio de Ocozocoautla de Espinosa, se encuentra un maravilloso atractivo natural, denominado por Miguel Álvarez del Toro como La Conchuda, cascada de más de 60 metros de altura.
Este paraíso se encuentra dentro del área natural protegida de la reserva de la biósfera El Ocote, que se localiza a escasos 18 kilómetros de la cabecera municipal de Ocozocoautla, sobre la carretera México 190 hacia la capital del estado. Si va a viajar de Tuxtla Gutiérrez hacia la reserva, llegará después de 45 minutos; ahí se realiza un recorrido a pie entre paredes rocosas y selva exuberante, por senderos en bajada, rocas y arena del río con duración de aproximadamente 90 minutos.
En la cascada La Conchuda, situada a 12 kilómetros río abajo del atractivo conocido como El Aguacero, podrás encontrarte con pequeños lagos de aguas azules así como pequeñas cavernas.


Desde esta cascada hasta el embalse de la presa Malpaso se extiende esta fractura geológica de paredes verticales, cavernas, rápidos y cascadas; cuya belleza solo es accesible para expedicionarios conocido como el cañón del río La Venta.
Existe una parte donde las paredes se juntan convirtiéndose en una caverna que en temporada de lluvias el torrente se transforma en un sifón, en los tramos anchos los expedicionarios pueden descansar o acampar en las orillas; los meses recomendables para realizar el recorrido son de enero a mayo.
El Centro Ecoturístico Cañón Río La Venta se encuentra inmerso en la reserva de la biosfera El Ocote, considerada como uno de los sitios con mayor diversidad biológica e importante de México.
Su flora y fauna está compuesta por una variedad de especies como el árbol de jobillo, vegetación típica del área selvática así como también se puede apreciar una gran variedad de diversidad de fauna, como iguanas, cocodrilos, pelícanos, cotorras, por mencionar algunas. Primer Plano Mazine te lleva a conocer este hermoso lugar.