Si eres de las que se somete a dietas y se inscribe al gimnasio solo para perder unos kilos de sobra y simplemente no lo logras, entonces deberías de seguir leyendo esta nota.
Según el nutriólogo Juan Manuel Romero Villa, la causa por la que no logras perder esos kilos de más es… ¡Tu mal humor!
Lo que sucede cuando te enojas, es que el organismo segrega adrenalina y cortisol, lo que ocasiona un proceso de inflamación, haciendo que las células no puedan liberar energía, y si no liberan energía, tu peso se ve afectado e incrementa. Así que ya sabes, mejor ¡pierde peso siendo feliz!

 

Via: Actitud Fem