Marcos Delgado

Chiapas ofrece una amplia gama de ofertas turísticas para todo tipo de interés, deportes extremos, aventura, senderismo, culturas vivas, turismo de contacto social y más, son algunas de las opciones con las que nuestro estado cuenta.
En nuestra edición de este mes, llevamos hasta tus manos una selección de imágenes de uno de los vestigios más importantes de la existencia de la cultura maya: Palenque, una de las ciudades arqueológicas más interesantes no sólo de Chiapas si no de México, donde descubrimos el alma del mundo maya.
El verdadero nombre de la ciudad antigua de Palenque es Lakamha´, que significa “El lugar de las grandes aguas”.
Aunque, finalmente, la zona arqueológica toma su nombre de la comunidad vecina fundada a finales del siglo XVI, Santo Domingo de Palenque, la acepción Palenque, significa “Estacada” o “Empalizada” que se refiere a un redondel de madera para proteger un sitio.
En este incteíble lugar podremos lograr descifrar y entender mitos, rituales y creencias al admirar la asombrosa arquitectura de nuestros antepasados.
Muchas de estas estructuras guardan arte original en piedra esculpida, páneles de estuco y murales pintados. Palenque tiene una de las inscripciones jeroglíficas más largas de los antiguos mayas. De acuerdo a los registros en espacios especializados en la historia, sabemos que la ciudad prehispánica y el Parque Nacional de Palenque, fueron inscritos en la lista de patrimonio mundial en 1987, como uno de los principales sitios mayas que ejerció su influencia sobre otros asentamientos de la cuenca del río Usumacinta.


En una superficie de 16 kilómetros, se levantan más de 200 estructuras arquitectónicas y construcciones, entre las que destacan el Templo de las Inscripciones, el Gran Palacio, el Templo XI, los templos de La Cruz Foliada, del Sol y del Conde, así como el Juego de Pelota.
En tu visita a esta importante zona arqueológica, además de historia, podrás encontrar un especial contacto con la naturaleza, ya que en los alrededores de la zona arqueológica, de exuberante vegetación, podrás practicar el trekking y apreciar la flora y fauna, en una extensión de más de 1,700 hectáreas que conforman el Parque Nacional Palenque, donde habitan diferentes tipos de aves y mamíferos como monos aulladores y jaguares.
Cuando hablamos de Palenque, debemos referirnos no solamente a la zona arqueológica, pues la cabecera municipal del lugar, lleva ese mismo nombre. El poblado se ubica a siete kilómetros al este de la zona arqueológica y del Parque Nacional. En la ciudad puedes hospedarte en sus peculiares hoteles, que cuentan con todos los servicios públicos necesarios, como restaurantes, tiendas y mercados. Incluso, muy cerca de ahí, podrán admirar y disfrutar las Cascadas de Agua Azul y Misol-Há, imponentes atractivos naturales y fluviales.

Si estás interesado en llegar a este majestuoso lugar, puedes hacerlo a través de cualquiera de sus vías:
Si sales de Tuxtla Gutiérrez a San Cristóbal agarra la carretera 190, recorriendo 68 Km; de San Cristóbal a Ocosingo, sale de San Cristóbal hasta llegar al entronque de la carretera 199, recorriendo 88 km, hacia Ocosingo. Posteriormente, después de haber recorrido 103 km y con un tiempo aproximado de 5 horas, arribará a esta ciudad.
Desde Villahermosa, Tabasco, se llega por la carretera federal núm. 186 que conduce a la ciudad de Escárcega, Campeche. En el kilómetro 114 tome la desviación al municipio de Palenque.

Primer Plano Magazine invita a propios y extraños, a que descubran un mundo lleno de color y cultura, que nos transporta en el tiempo, hacia el momento en el que los aromas y entorno, eran llenos de pureza y magia en una tierra prehispánica.​