Luego del comunicado que lanzó hace días para confirmar que sí se había separado de su aún esposa, Geraldine Bazán, ahora por primera vez Gabriel Soto habló de su situación y compartió algunos detalles.
Aunque no reveló un engaño reciente, como muchos especulan se dio con su colega Irina Baeva, el actor confesó durante el programa El Gordo y la Flaca que sí fue infiel durante su relación.
“Mi tema de separación con Geraldine es un tema muy privado, muy íntimo. Geraldine es una gran mujer, es una gran madre, una mujer que ha aguantado muchas cosas. Al principio de la relación yo entré a esa relación con mucha inmadurez. Cometí muchos errores y eso lo acepto abiertamente. Infidelidades, errores.
“Siempre he sido un buen hombre, he sido el mejor de los padres, mis hijas son lo mejor para mí. Pero (cometí errores que) se fueron acumulando hasta un punto que con todos los chismes, dimes y diretes y con toda la delicadeza de lo que sucedió desde la portada de la cargada (con Marjorie de Sousa), era una relación que se empezó a hacer complicada. Se empezó a hacer difícil. Cuando una relación se fractura y no hay confianza, y no hay muchas cosas es muy difícil y se vuelve destructivo para todos. Es lo que la gente no entiende”, aceptó el actor.
Sin embargo, cuando se le cuestionó si Irina Baeva, con quien grabó la telenovela Vino el Amor en 2016, había sido la tercera en discordia en su relación, Gabriel comentó:
“Aquí se están tratando de encontrar culpables. Irina no tuvo ni tiene nada que ver en mi separación con Geraldine y no hay terceras personas”, afirmó el actor.
También abordó el tema de si es o no el padre del hijo de Marjorie de Sousa y, de nueva cuenta, dijo rotundamente que no, luego de que el rumor surgiera por unas fotografías que fueron tomadas hace tiempo en las que ambos aparecen jugando en la playa.
“Jamás, ni siquiera le di un solo beso. Que me hagan el examen de ADN. No tengo nada qué esconder. Julián (Gil) todo el tiempo ha dicho que Matías es su hijo y yo lo he negado todo el tiempo (ser el padre). ¿Dónde está el punto donde la gente no lo cree? “Que ellos estén en una situación legal compleja ese es su problema. Tengo la certeza porque no hubo nada. No tuve nada que ver con la señora Marjorie de Sousa y mucho menos ese hijo es mío”, aseguró.

Via: Zeleb