Como parte de sus compromisos reales, Harry, hijo menor de Lady Di y el príncipe Carlos, asistió este miércoles a la iglesia de St. Luke’s para el concierto anual de villancicos que busca recaudar fondos para ser entregados en las escuelas de Uganda. Al evento, dedicado a la memoria de Henry Van Straubenzee, amigo del Harry y quien murió, a la edad de 18 años, previo a la Navidad de 2002, también asistió Cressida Bonas, expareja del príncipe entre 2012 a 2014.La también actriz, de 28 años, se encontró acompañada de su madre en todo momento. Al llegar Cressida, quien terminó su relación con el príncipe de manera amigable, pero con quien no había tenido encuentros previos, llegó a la cita, sonrió e ingresó a la iglesia para atender la presentación. En el concierto también se dieron cita, como lo hacen desde hace 15 años, Carole y Pippa Middleton, madre y hermana de la duquesa de Cambridge, quien en ese momento se encontraba en una recepción diplomática en el Palacio de Buckingham.

Via: Vanidades