En nuestro día a día estamos expuestos a demasiados estímulos, por lo que puede ser difícil relajarse al final del día. No hay nada más frustrante que meterse a la cama e intentar desconectar, solo para encontrarte con que tu mente y cuerpo no frenan. Una cuarta parte de los adultos alegan dormir mal, según la nutricionista Lisa Gatenby. Un descanso insuficientel puede ser causa de una mala coordinación, problemas de la piel, un sistema inmune debilitado e incluso de una mala alimentación. No obstante, Gatenby confía en que una buena alimentación puede mejorar la calidad de sueño.
Para Gatenby, hay tres alimentos que destacan por ayudarnos a desconectar cada noche y prepararnos para un buen descanso.

. Un vaso de leche templada

“Es algo que tu abuela te diría que hicieras cuando eras un crío, pero hay razones científicas que apoyan esta teoría”, explica Gatenby. “Esta demostrado que la leche nos ayuda a relajar los músculos y por ende a relajar nuestro cuerpo y prepararse para dormir”.

. Nueces de Brasil

Si te pasas la noche dando vueltas en la cama prueba a comer un par de nueces de Brasil antes de irte a dormir. “Tienen un alto contenido de selenium”, explicó Gatenby. El selenium es un nutriente que aporta decenas de beneficios para el cuerpo, desde la capacidad cognitiva hasta las uñas y el pelo, el sistema inmune e incluso la fertilidad de ambos géneros. “Si no tenemos suficiente de este nutriente en nuestra dieta, nos puede costar dormir. Tres nueces de Brasil son suficientes”, asegura la experta.

. Hidratos de carbono

Hay un motivo por el que recurrimos a los carbohidratos cuando estamos de capa caída. Los carbohidratos aumentan el nivel de serotonina, según Gatenby, provocando una sensación de felicidad y bienestar. Y cuando nos sentimos realizados tendemos a dormir mejor. “Toma carbohidratos en la cena”, aconseja Gatenby. “La serotonina ayuda a calmar nuestro cuerpo, así que una cena que incluya carbohidratos, como batata, patatas, arroz e incluso pasta, no sólo te llenará sino que también te ayudará a sentirte bien y mejorar tu calidad de sueño”.

También hay tres alimentos que deberías evitar antes de irte a la cama, según Gatenby.

1. Snacks azucarados

Así como los hidratos de carbono pueden ayudarte, tienes que escogerlos bien. Gatenby aconseja no tomar snacks azucarados o con almidón antes de dormir. “Evita las comidas que disparan el nivel de azúcar en sangre a lo largo del día y que provocan que nos sintamos peor en vez de mejor. El azúcar no contiene nutrientes ni nada que nuestro cuerpo necesite”, explicó.

2. Cafeína

“Evita la cafeína después de comer”, aconseja Gatenby. “Puede ser agradable tomarse una taza de café por la mañana, pero después de comer evítalo y opta por beber agua para hidratarte”. El café no es el único culpable: “Incluso algunos cafés descafeinados contienen cafeína (alrededor de 12 miligramos por taza) y pueden interrumpir el sueño de algunas personas. Recuerda: las latas de Coca-Cola, las bebidas energéticas y ¡hasta el chocolate! contienen cafeína”.

3. Alcohol

“Reduce el consumo de alcohol”, aconseja Gatenby. “Pese a que puede darte sueño, su efecto se agota rápidamente e impide al cuerpo dormir profundamente, por lo que te sentirás cansado por la mañana. También tiene calorías y azúcar, ¡así que mejor limítate a tomar una copa!”.

Via: Businessinsider