Fue el precursor de la Independencia de México. Quien intervino al lado de Iturrigaray en 1808 de forma sigilosa para no comprometerse y a la caída de su socio, lo hospedó en su casa de Lucas Martín cuando se dirigía a Ulúa e intentó liberarlo sin éxito. Se esforzó en acreditarse como partidario del rey.

Acuñó monedas para arrojarlas al pueblo y generosamente gastó el dinero, para formar una Junta Gubernativa Independiente en la Nueva España que presentaron Primo Verdad y Juan Francisco Azcárate en la ciudad de México.