Teo Victoria

En el altar, ante Dios, Carmen María Hernández Figueroa y Rafael Reyes Azmitia juraron amarse para la eternidad ante un sinfín de testigos. Después de recibir la bendición nupcial, celebraron con un elegante banquete. Recibieron infinidad buenos deseos y parabienes en este nuevo camino que emprenderán como esposos. ¡Muchas felicidades!