Marcos Delgado

Maquillaje y fotografía van de la mano porque ambos oficios logran armonizar entre sí; se conjugan gracias a un cúmulo de ideas creativas de color, estilo y expresión.
Primer Plano Magazine, en su edición de abril, presenta al artista de la fotografía, el maquillaje y el peinado: Juan Carlos Faviel, joven creador chiapaneco, graduado en la licenciatura en Artes Visuales de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), que celebra once años de trayectoria en la fotografía profesional y demás artes creativas.
Faviel, como sus amigos lo conocen, mantuvo, desde los 5 años, un pincel en la mano debido a la insistencia de su padre por involucrarlo en las artes plásticas. Esto lo motivó, con el paso del tiempo, a escoger esta interesante vocación relacionadas con las artes visuales.
Juan Carlos Faviel cuenta con más de 20 exposiciones, entre colectivas e individuales, de las que destaca su proyecto universitario De desnudos masculinos, que se presentó hace ya 8 años.


Faviel confesó que el inicio de su carrera en el maquillaje y el peinado, surgió luego de la necesidad que tenía por confeccionar sus ideas en sesiones fotográficas de modelaje y maquillaje, pese a no haber tomado algún curso de capacitación en la materia. Con el tiempo, el maquillista y fotógrafo, ha logrado convertirse en uno de personajes más destacados de Tuxtla Gutiérrez, habiendo prestado sus servicios a las mujeres de las más altas esferas sociales de nuestra entidad, sin dejar a un lado, por supuesto, la fotografía profesional.
Aseguró que mientras más puro sea el talento de una persona, mejores resultados se obtienen al final y acciones como la de maquillar a la esposa del munícipe tuxtleco en la visita de su santidad, el papa Francisco, son una prueba de ello.
Faviel dio a conocer que tiene en puerta un proyecto que presentará con motivo de su aniversario como profesional de la fotografía.
En su opinión, Tuxtla está lleno de talentos que necesitan ser apoyados para lograr alcanzar su máximo esplendor. Finalmente reconoció el trabajo de todos y cada uno de los maquillistas y fotógrafos profesionales, que tienen en su trabajo una muestra de talento y sólidas convicciones.