Olvídese de los pinchazos de toxina botulínica y de las cremas hechas con minerales sacados de las profundidades del océano. Lo que tiene que hacer para mantener la piel de su cara tersa es yoga facial.
Esta misma investigación ha descubierto que si se realizan determinados ejercicios para fortalecer los 57 músculos que hay en la cara y el cuello es posible recuperar esta elasticidad y conseguir que el rostro parezca hasta tres años más joven.
Alessandra Scavone, creadora del método MascFacial, nos explica algunos ejercicios que podemos hacer en cualquier momento y lugar para “mejorar la circulación —para oxigenar y nutrir las células de la piel— y estimular la producción de colágeno y elastina para que esté más suave, flexible y tonificada”. Solo tenemos que dedicar 10 minutos al día y seis días a la semana.

1.- ‘NECK ROLL’: Lo primero que debe hacer es mirar hacia adelante. Gire la cabeza hacia la derecha hasta que queda alineada con el hombro derecho. En esa posición, inclínela hacia atrás y mantenga la postura entre 6 y 8 segundos. Vuelva a la posición inicial y haga el mismo movimiento hacia el lado izquierdo. Haga tres repeticiones a cada lado.

2.- TONO DEL CUELLO: Este ejercicio es ideal para ejercitar el músculo en la parte frontal del cuello, apunta Scavone. De nuevo mirando hacia delante, coloque las puntas de los dedos en la parte superior del cuello y deslícelos hacia abajo, mientras inclina la cabeza hacia atrás. Vuelva a la posición inicial y repítalo dos veces más. Después, con la vista hacia adelante, saque el labio inferior hacia fuera tanto como sea posible, mientras pone los dedos sobre la clavícula. Mantenga la postura durante cuatro respiraciones profundas.

3.- PAPADA: De nuevo mirando hacia delante, coloque las puntas de los dedos en la parte superior del cuello y deslícelos hacia abajo, mientras inclina la cabeza hacia atrás. Vuelva a la posición inicial y repítalo dos veces más. Después, con la vista hacia adelante, saque el labio inferior hacia fuera tanto como sea posible, mientras pone los dedos sobre la clavícula. Mantenga la postura durante cuatro respiraciones profundas.

4.- BESAR EL CIELO O MARILYN: Primero debe inclinar la cabeza hacia atrás suavemente y —mientras mira hacia arriba— hacer el gesto de dar un beso. Repítalo 10 veces haciendo el sonido del beso. Después relaje la cara y respire profundamente. Tras exhalar, imagine que está soplando una vela, empujando sus labios ligeramente. Relájese y repítalo dos veces más.

Vía: El País