Jacqueline Bracamontes, está que no cabe de la felicidad, pues acaba de recibir la noticia de que el tratamiento al que se sometió para tener un varoncito fue un éxito y ¡ya está embarazada!

ellos lo estaban buscando y es que ella no quiere exponerse ante la opinión pública, porque la inseminación es un proceso que utilizan las parejas que no pueden tener hijos, y ellos se sometieron a un tratamiento sólo para asegurarse de que tendrán un niño”.