Desde muy pequeña, Shiloh Jolie Pitt sabía que era un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer, primero inició pidiéndole a sus padres que la dejaran vestir y usar el cabello corto como lo hacen los varones, incluso pidió ser llamada John. Conforme creció Brad Pitt y Angelina Jolie estuvieron a su lado apoyándola, después de todo son unos padres amorosos que harían cualquier cosa por ver feliz a su hija.

Ahora la adolescencia ha llegado para Shiloh y con ella el tratamiento para que su cuerpo coincida con su género. el mes pasado cumplió los 11 años  en compañía de sus padres visitó a un especialista para que la asesore en el camino del tratamiento hormonal que refleje su verdadera identidad, es hasta entonces que decidieron hacerlo publico

Shiloh Jolie Pitt es la primera hija biológica de Brad Pitt y Angelina Jolie. Cuando tenía cuatro años, Shiloh ya tenía claro que deseaba ser un niño, y desde entonces sus padres aceptaron su decisión. Aunque la adolescente tiene una apariencia totalmente masculina, sus órganos continúan siendo los de una mujer, es por eso que comenzó con un tratamiento hormonal para frenar los cambios que las mujeres sufren durante esta etapa. No se descarta que en un futuro se someta a una operación para convertirse totalmente en John.

 

Durante una entrevista en el show de Oprah Winfrey en noviembre del 2008, Brad Pitt confesó que su hija les exigía ser llamada John o Peter, incluso llegaron a pensar que Peter se debía gracias a la película Peter Pan, pero que ellos no tenían ningún problema con cumplir sus peticiones: “Creo que es una de esas situaciones que les parecen lindas a los padres y muy desagradables a las personas”.

Angelina Jolie también explicó en 2010 a la revista Vanity Fair, que su hija prefería vestirse como un chico:

Le gustan los trajes. Lleva corbata, chaqueta y pantalones. Le gusta vestir como un niño, quiere ser un niño. Tuvimos que cortarle el cabello. Cree que es uno de sus hermanos y Brad y yo no pensamos decirle cómo debe de actuar o cómo debe de sentirse. Ella debe encontrar su lugar y elegir lo que la haga sentir bien consigo misma.