En recientes fechas, Angelina Jolie ha atravesado momentos difíciles, sobre todo por los trámites de divorcio con Brad Pitt y la custodia de sus hijos, la cual podría perder si trabas al actor para verlos, según sentenció un juez.

Pero como Jolie debe seguir con sus compromisos, este jueves hizo una aparición triunfal en la catedral de Saint Paul, en Londres, para la celebración de los 200 años de la Orden de Saint Michael y Saint George.

Dicho evento debió haber sido presidido por la Gran Maestra de la Orden, la reina Isabel II, pero la monarca no pudo asistir como consecuencia de un resfriado. Por lo tanto, el duque de Kent, primo de la soberana, ocupó su lugar.

Para este evento, Angelina fue “la reina”, ya que optó por un outfit con el que logró ser el centro de atención, ya que se veía espectacular.

La estrella, quien en 2014 fue galardonada con el título de “dama de honor” por la reina Isabel, eligió un vestido gris claro de Ralph & Russo con escote tipo capucha. Un diseño digno de una duquesa y que recordó al que Meghan Markle llevó en su primera aparición en Trooping the Colour.

Su look quedó completo con unos guantes fruncidos, también de Ralph & Russo, así como un clutch y zapatos con plataforma, de Eden.

No cabe la menor duda de que este es un ejemplo perfecto de cómo vestir para una ocasión real, incluso si hubiera decidido prescindir de los guantes.

Quizá muchos hayan pensado que este estilo es perfecto para Meghan, duquesa de Sussex, pero otros opinan que sería una mejor opción para Catherine, duquesa de Cambridge, ¿qué opinan?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.