De seguir vivo, Michael Jackson estaría celebrando su sesenta aniversario. Sin embargo, a pesar de su muerte, el imbatible autor de “Thriller” se ha consagrado en la inmortalidad de su música.

Hace nueve años, Michael Jackson se fue, dejando tras de sí todo un legado de más de cuatro décadas de contribuciones al mundo de la música, y el récord del álbum más vendido de la historia con “Thriller”.

Si siguiera vivo, “El Rey del Pop” cumpliría sesenta años. Las polémicas sobre sus intervenciones estéticas y su apariencia, así como las palizas que sufrió a manos de su padre, y otras controversias y acusaciones, quedan eclipsadas ante su música: el hombre detrás del rey murió, pero el artista tendrá para siempre una corona con su nombre.

ESTIRPE JACKSON.

Cuando Michael llegó al mundo, el 29 de agosto de 1958, lo hizo en el seno de una familia humilde y numerosa: era el octavo de un total de diez hermanos. Hijo de Katherine Esther Scruse, una pianista y clarinetista, pero que trabajaba en una tienda; y de Joseph Walter “Joe” Jackson, antiguo boxeador y guitarrista ocasional, además de minero y trabajador del acero.

Nadie habría podido predecir que aquel joven, cuya relación con su padre siempre fue conflictiva, (“Lo amo, pero no lo conozco”, dijo Michael sobre su progenitor en una entrevista con Oprah Winfrey allá por el año 1993), se consagraría en el trono dorado de la música.

Sin embargo, ya desde niño, demostró madera, uniéndose al grupo de sus hermanos, “The Jacksons Five”, del que terminó siendo vocalista principal en 1965, a una temprana edad y que, más adelante, en 1975, cambiaría su nombre a “The Jacksons”. El apellido y la familia, ya eran por aquel entonces famosos en la escena musical. Una fama que perduraría en el tiempo.

Su carrera en solitario, tuvo repercusión casi inmediata. Ya antes de “Thriller” ganó, en 1979, un Grammy, uno de muchos; y en 1980 tres Premios American Music por su trayectoria como solista y dos Billboard Year-End.

Llegó a colaborar con Freddie Mercury, y tuvo el apoyo de compositores como Paul McCartney, Steve Wonder o Rod Temperton, entre muchos artistas de renombre. Sin embargo, lo más alto todavía estaba por alcanzar.

Y es que al “Rey del Pop” se le recuerda por sus grandes éxitos, como “Bad”, “Beat it”, “Smooth & Criminal”, “Billie Jean”, “Black or White”… Así como por sus bailes, y el famoso “Moonwalk” que tantos han imitado.

“THRILLER”, UN LINAJE.

Pero sin duda alguna, uno de sus mayores hitos es y será siempre “Thriller”, la canción que da nombre a un disco que llegó a las tiendas a finales de 1982. Michael Jackson ganó gracias a este álbum siete Grammys y ocho Premios American Music, entre ellos el del Mérito, convirtiéndose en artista más joven en obtener dicho galardón.

El disco fue el más vendido en todo el mundo durante 1983. Un récord que va más allá: es el álbum más vendido del mundo en todos los tiempos, según datos de la Asociación de Industrias Discográficas de Estados Unidos (RIAA), ya que supera los 100 millones de copias, muchas de ellas de manera póstuma.

El vídeo musical del “single” homónimo redefinió el concepto de videoclips, y sus ‘zombies’ han creado escuela.

“En el momento en que empecé a hacer ventas con cifras históricas y batí los récords de Elvis y los Beatles, empezaron a llamarme ‘bicho raro’ de la noche a la mañana”, dijo Michael Jackson en un discurso para la National Action Network en 2002.

Los éxitos continuaron pero, a partir de 1993, fueron salpicados por la controversia, al ser acusado de pederastia. Este tipo de acusaciones se repitieron tras las emisiones del documental “Living With Michael Jackson” entre 2002 y 2003, y de las que fue absuelto en 2005, pero que empañaron su carrera hasta el final.

Las polémicas siguieron en torno a su vida, ante los matrimonios con Lisa Marie Presley de 1994 a 1996, la hija de otro Rey, el mismísimo Elvis; y posteriormente con Debbie Rowe en 1996, con la que tuvo dos hijos.

Tras su segundo divorcio en 1999, el hecho de que Michael obtuviera la patria potestad de los niños Michael Joseph Jackson, Jr. (1997) y Paris-Michael Katherine Jackson (1998) siguió avivando las críticas.

En 2002 tuvo un hijo en solitario, Prince Michael Jackson II. Desde el veredicto de 2005, vivía junto a sus hijos en Baréin, retirado, aunque participó en otros trabajos, como en la composición de “Don’t Stop the Music” de la multifacética artista de Barbados Rihanna, y también recibió el premio de Diamante en los World Music Awards de 2006.

LEGADO DEL GENIO.

En 2008, con motivo del 25 aniversario de “Thriller”, lanzó el álbum “Thriller 25”, con los nueve temas originales y otras seis canciones inéditas.

A los 50 años, sacó otro nuevo disco, “Forever King of Pop”, que también fue líder de ventas en varios países. En marzo de 2009 anunció una gira que hubiera supuesto su retorno a los escenarios durante ese verano.

Sin embargo, el 25 de junio de ese mismo año, el artista falleció de un paro cardiorespiratorio. El doctor Conrad Murray, médico personal de Jackson durante la gira, fue condenado por homicidio involuntario.

Al funeral público del 7 de julio de 2009, en el Staples Center de la ciudad de Los Ángeles, acudieron celebridades como Stevie Wonder, Mariah Carey, Usher, Jennifer Hudson, Lionel Richie, Jermaine Jackson o Queen Latifah, entre muchos otros.

Tras su muerte, sus trabajos siguieron vendiéndose y batiendo récords. De hecho, fue lanzado un “single” inédito, “This it”, como había nombrado Michael a la gira con la que nunca llegó a regresar a los escenarios.

Sobre el cantante, también se han hecho musicales y obras teatrales, y ha sido imitado cientos de veces… Pero nunca sustituido: permanece imbatible en su trono.

“Siempre quise crear una música que sea inspiración e influencia de cada generación. Admitámoslo, ¿quién quiere la mortalidad? confesó durante una entrevista con el periodista de la cadena televisiva estadounidense CNN, Bryan Monroe, el año 2007.

Y, efectivamente, alcanzó la inmortalidad: hay figuras que viven para siempre y, sin duda, la de Michael Jackson es una de ellas. Por eso paradójicamente, nueve años después de su fallecimiento, “El Rey del Pop” celebra su sesenta cumpleaños.

Vía Nora Cifuentes. EFE/REPORTAJES