Lo primordial para bajar peso y llevar una vida saludable es hacer ejercicio y tener una alimentación balanceada. Pero a veces eso no es suficiente y hay algunos trucos naturales que pueden ayudarte a deshacerte de los kilos extra.

Antes que probar con pastillas “quemagrasa” y dietas extremas, las cuales pueden resultar muy perjudiciales para la salud, vale la pena intentar con estas cinco infusiones cien por ciento naturales. Si las consumes con regularidad y las acompañas con una alimentación sana, verás resultados sorprendentes. Cada una tiene propiedades diferentes, pero el objetivo de todas es el mismo: ayudar a perder peso de forma controlada, segura y saludable. Puedes tomarlas durante todo el día, pero es más recomendable hacerlo por la mañana, antes de tomar desayuno, con el estómago vacío.

  1. Canela para eliminar grasa

La canela ayuda a acelerar el metabolismo y a remover grasas difíciles alojadas en el cuerpo. Puedes combinarla con una cáscara o jugo de medio limón natural. Para que sea efectiva, al menos hay que tomar dos tazas al día.

Hierve agua en una olla, luego cuando haya alcanzado su punto de ebullición introduce unas ramitas de canela natural (no sirve en polvo). Espera que se entibie y agrégale el limón para mejorar su sabor amargo. Quedará deliciosa y es muy sana.

  1. Piña para eliminar líquidos retenidos

La piña es la fruta más diurética, eso quiere decir que ayuda a eliminar líquidos retenidos. Y aunque no lo creas, sus propiedades más increíbles se encuentran en la cáscara.

Hierve agua y luego agrégale la cáscara. Espera unos minutos para no quemarte y luego bebe la infusión repartida en tres tazas al día. Cada una puede ir acompañada posteriormente con las comidas: desayuno, almuerzo y cena.

  1. Limón para una desintoxicación

El limón, gracias a su PH, es un depurador natural de toxinas. Combinado con agua tibia justo al despertar es el mejor acelerador metabólico que existe. En verano puedes también tomar agua fría y rodajas de limón.

Refresca y a la vez ayuda al metabolismo a funcionar como reloj. Verás cómo se regulará tu sistema digestivo.

  1. Agua de melisa para controlar la ansiedad

Una de las enemigas más grandes de una dieta, durante el intento de reducir peso, es la ansiedad. Aunque estemos completamente comprometidos a dejar las grasas, las frituras y los dulces, la ansiedad nos dobla psicológicamente y puede ser muy difícil de controlarla.

Esa necesidad de atacar la despensa o el refrigerador a las 12 de la noche la tienen muchos… no solo tú. Para calmar la ansiedad y ayudar -indirectamente- a bajar de peso, toma tres tazas de infusión de la hierba melisa durante el día.

  1. Alcachofa para más vitaminas

La alcachofa es una excelente fuente de hierro y fibra y, además, es muy eficaz para controlar la glucosa (azúcar) en la sangre y así no tener esos picos incontrolables. También ayuda a mantener en control los niveles de colesterol.

Preparar la infusión es muy fácil, solo debes hervir dos alcachofas en agua y una vez que alcance el punto de ebullición verás que toman un color más oscuro; las alcachofas se comen y el agua, después de colarla, se bebe.