Marián Ávila rompió los estereotipos y barreras al convertirse en la primera modelo española con Síndrome de Down en desfilar en la Semana de la Moda en Nueva York, durante la presentación de la nueva colección de la diseñadora Talisha White.

El sábado 8 de septiembre la chica de 20 años cumplió su sueño de recorrer una pasarela internacional gracias a la ayuda de la modelo Kenzie Dugmore quien, tras ganar el año pasado el título Miss Citrus State Junior, seleccionó dos causas para apoyarlas: el Síndrome de Down y el bullying.

¿Quién es Marián Ávila?

Nació en Valencia, España, y desde pequeña vivió en el pueblo de Benidorm. En el 2015 se mudó a Madrid para dedicarse enteramente a sus sueños, el modelaje.

Marián cuenta que desde pequeña ya tenía muy claro que lo que le gustaba era el mundo de las pasarelas, y es que sabía que quería ser modelo. Por ello todos los días, al volver de la escuela, se ponía los tacones para desfilar por el pasillo de su casa.

Su trayectoria en el mundo del modelaje está llena de éxito

Marián mide 1.61 metros y se muestra segura de sí misma cada vez que sube a modelar o da una entrevista. Todos los días ensaya en su casa como si estuviera en un desfile y está convencida de que su condición no es un impedimento para lograr sus sueños.

Su trayectoria por las pasarelas comenzó hace algunos años, primero en el desfile benéfico de Lina Lavin, en Madrid. Posteriormente participó en el Fashion Week de Sevilla e incluso llegó a conseguir que Francis Montesinos la seleccionara para presentar una de sus colecciones en Valencia, en 2016. Al año siguiente, El Corte Inglés la convocó junto a un grupo de modelos para protagonizar la campaña Soy yo.

Su sueño se ha vuelto realidad

La modelo ha demostrado que con constancia y tenacidad se pueden cumplir los sueños, al convertirse en la primera mujer con Síndrome de Down en desfilar durante la Semana de la Moda en Nueva York.

Todo sucedió cuando Kenzie leyó la historia de Marián en la que mencionaba que su sueño era desfilar en la Gran Manzana; se puso en contacto con la diseñadora Talisha White, quien aceptó e invitó a Marián a presentarse en su desfile en el Park Central Hotel 870.