Logan/Wolverine de la saga X-Men es el personaje al que debe su debut en Hollywood, pero también ha destacado en el teatro, la música y el baile, y completa su triunfo al ser un reconocido empresario.

Hugh Jackman (Sydney, 1968), actor, periodista y también músico, cumple 50 años. Su fama se la debe a “Wolverine” de la saga X-Men, un personaje que encarnó con el nombre de Logan desde el año 2000, cuando se estrenó el primer filme del grupo de mutantes de Marvel. En el 2017 se despidió de este personaje heroico admitiendo que siempre formaría parte de su vida.

“Logan es un hombre cuyo mayor miedo en la vida es el amor y la intimidad. Emocionalmente herido porque todas las personas a las que ha amado han muerto. Un hombre al que exteriormente vemos como a un guerrero pero que por dentro está destruido. Era muy importante que el guión mostrará todo eso. No lo hubiera interpretado de otra manera”, dijo sobre la última película en una entrevista concedida a cambio16.com.

Antes de su debut en Hollywood, dio sus primeros pasos en el mundo teatral y, más adelante, protagonizó la serie de televisión “Correlli”, junto a la actriz australiana Deborra-Lee Furness, con la que contrajo matrimonio un año después.

La superproducción “X-Men”, dirigida por Bryan Singer, es una adaptación del popular cómic creado en 1963 por Stan Lee y Jack Kirby para Marvel, en la que el superhéroe con garras de metal mantuvo a los espectadores fascinados durante ocho entregas cinematográficas.

UNA TRAYECTORIA PREMIADA.

Tras el éxito de su interpretación como Wolverine, protagonizó la comedia romántica “Kate & Leopold (2001)” por la que fue nominado a los Globos de Oro, pero no fue hasta el 2013 cuando ganó este premio gracias a su papel en “Los Misérables”, bajo la dirección de Tom Hooper, donde trabajó junto a Anne Hathaway y Russell Crowe. Su actuación como “Jean Valjean” en esta película también le supuso su primera nominación al Óscar como mejor actor.

Jackman ha demostrado ser un artista polifacético por sus interpretaciones en diversos géneros, que irrumpen en esa imagen de “superhéroe” que se había hecho en el cine, como su papel en la película de acción-terror “Van Helsing” (2004); en el drama romántico “Australia” (2008), que protagonizó junto a Nicole Kidman y “The Greatest  Showman” (2017). También ha puesto su voz en personajes de animación en “Happy Feet” y “Flushed Away”.

En una entrevista concedida a la versión online del diario español abc, explicó cómo se sentía al despedirse de Wolverine para protagonizar el filme musical “The Greatest  Showman” : “Ambas películas son para mí muy personales. Nos llevó siete años conseguir luz verde para “The Greatest  Showman”. Para mí es un momento muy dulce ser capaz de hacer algo completamente opuesto. En ambas hago personajes radicalmente diferentes y me obligan a utilizar todas las habilidades que he aprendido”.

Jackman  también es músico y daba su opinión sobre este cambio de registro en la mencionada entrevista: “Es una película musical, con toda la música original. Los chicos que ganaron el Óscar con «La La Land», Benj Pasek y Justin Paul, escribieron la música y fueron contratados en nuestra película antes de que alguien supiera quiénes eran. Es bastante gratificante. Adoro que el público se abra ahora a los musicales”.

Gracias a su papel en “Erskineville Kings” (1999), un drama dirigido por Alan White, ganó el premio al Mejor actor del Círculo de Críticos Cinematográficos Australianos y fue candidato al Mejor Actor de la Academia de Cine de Australia.

Sus habilidades para la música y el baile lo llevaron a protagonizar musicales como “La Bella y la Bestia”, “Oklahoma!” y “Sunset Boulevard”, por el que recibió un MO Award.

También fue galardonado con el Tony de teatro al mejor actor musical por su actuación en  “The Boy From Oz”, que representó en Broadway.

“No puedo vivir sin música”, explicaba en una entrevista concedida al diario cambio16.com. “Si hace 20 años me hubieran dicho que iba a estar donde estoy no me lo hubiera creído. Hollywood no entraba en mi radar y no recuerdo qué me llevó a cantar. Pero una cosa que tenemos los australianos es que nos lanzamos a por todo. En Australia tienes que hacer de todo para sobrevivir”.

La revista People lo eligió como el hombre más atractivo del mundo en 2008, posee el Premio Donostia 2013 del Festival de San Sebastián a su extensa trayectoria profesional y un Emmy al mejor presentador por su desempeño en los premios Tony de teatro.

Algunos medios de comunicación y críticos de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas han publicado que su último personaje en “The Front Runner” (2018), dirigida por Jason Reitman, podría suponerle otra nominación al Óscar. La película se estrenó en el festival de Telluride y después en Toronto.

PADRE,  MARIDO Y EMPRESARIO.

El actor australiano se casó en 1996 con Deborra-Lee Furness, con la que tiene dos hijos adoptados: Oscar Maximiliam, y Ava Eliot. Para Jackman lo que lo hace más feliz estar con su familia, según ha declarado en diversas ocasiones.

Este concepto que tiene sobre la familia fue el sello en la última película de Wolverine, titulada “Logan” (2017), producida por Jackman y dirigida por James Mangold, sobre la que declaraba:.

“Jim Mangold me dijo: «Este es un personaje al que le aterroriza la intimidad, así que vamos a rodearlo con la familia». Todos tenemos familia y todo el mundo sabe que no hay nada más gratificante, pero también a la vez más frustrante, molesto o inconveniente. Te ves obligado a relacionarte con personas con las que nunca elegiste relacionarte. La familia puede enfadarte como nadie más puede hacerlo, pero también es en última instancia lo que hace que la vida merezca la pena”.

Pero además de su estupenda carrera artística, Jackman tiene una compañía productora de café en Huila, Colombia. La empresa se llama The Laughing Man Company, y el producto se comercializa en todo Estados Unidos, según publica la cadena CNN en Español.

Sobre esta faceta, el actor publicaba en su cuenta de Instagram: “Cuando inicié The Laughing Man Company solo quería cumplir la promesa que le hice a mi amigo Dukale. Nunca, ni en mis sueños más salvaje, pensé que iba a lanzar nuestro comercial hoy o que Laughing Man ahora estaría disponible en todo Estados Unidos. Cada persona tiene el poder de marcar la diferencia. Puede ser tan simple como apoyar productos como estos que suman a una causa, tienen certificación de comercio justo y tienen una misión de hacer del mundo un lugar mejor.”, compartió el actor en Instagram.

The Laughing Man Company, tiene además una fundación que invierte en mejoras de viviendas para familias cafeteras, programas de salud y becas para los jóvenes.

No hay dudas de que Hugh Jackman practica sus valores tanto en las artes escénicas como en su vida personal y empresarial. Ahora  llega al medio siglo de edad con una brillante trayectoria artística que le ha supuesto enormes éxitos en la gran pantalla… y también fuera de ella.