Esta historia de Olivia Newton-John parece la trama de una película de Hollywood. En el 2005, la actriz estaba feliz en una relación de 9 años con Patrick McDermott, pero su vida pasó por un momento difícil tras la desaparición de su entonces pareja.

Según se dijo, McDermott se encontraba dando un paseo por la costa de California, cuando decidió ir a una expedición junto a 22 personas. El hombre nunca más regresó y, aunque ninguno de sus compañeros indicó que se hubieses caído del barco, decidieron darlo por muerto tras una larga búsqueda que duró más de tres años.

En el momento de su desaparición, Patrick se encontraba en bancarrota y con una pena de cárcel al no pagar mensualidad a un hijo de una anterior relación, por lo que su desaparición resultó ‘conveniente’ para los investigadores.

En el 2017, doce años después de la tragedia, una revelación sorprendió a la familia de Newton-John, pues su desaparecido esposo, fue fotografiado por una revista australiana, en las playas del pueblo de Sayulita, en México. Personas aledañas indicaron que el hombre se hacía llamar Pat Kim y trabajaba en un yate turístico.

“Detengan inmediatamente esta búsqueda. Déjenlo vivir su vida en paz y armonía”, fue el comunicado que envió su representante.

Ni Olivia Newton-John, ni algún miembro de su familia hicieron comentarios públicos al respecto, pues la actriz había vuelto a rehacer su vida con el magnate John Easterling, por lo que decidió cerrar ese pasado capítulo de su vida.

Olivia Newton-John y John Easterling