Con tanto viaje, tanta alfombra roja y tanto catering chungo, es normal que las estrellas de cine disfruten refugiándose en sus cocinas cuando vuelven a casa. Así pues, es natural que, cuando vuelven a casa, las figuras de la pantalla busquen asilo en la cocina. Desde Scarlett Johansson y Emma Stone a Jon Favreau y Matthew McConaughey, son muchas las celebridades de Hollywood que deciden ocuparse personalmente de cuidar sus paladares. Incluso los hay que perseveran en ello y acaban publicando recetarios, fundando restaurantes o presentando programas de cocina en televisión.

Jennifer Aniston
Para evitar que Courteney Cox, Lisa Kudrow y ella misma ganasen kilos por culpa del catering de Friends, Jennifer Aniston inventó una ensalada que triunfó de lo lindo en el plató de la serie. Sus ingredientes: quinoa, garbanzos, bacon de pavo, perejil, queso feta y cebolla roja.

Pedro Almodóvar
En 1984, cuando presentaba ¿Qué he hecho yo para merecer esto!, el cineasta compartió una sesión de cocina con Elena Santonja en el programa Con las manos en la masa. Los platos elegidos por Almodóvar en aquella ocasión: pisto manchego y caldereta de cordero.

Gwyneth Paltrow
Ojo: con Gwyneth, ya nos adentramos en el nivel pro de la cinefilia culinaria. La actriz es la autora, no ya de uno, sino de dos recetarios (It’s All Good e It’s All Easy) en los que aparecen las recetas publicadas en su web Goop. Eso, por no mencionar Un viaje gastronómico por España, escrito en colaboración con el chef Mario Batali.

Vincent Price
En la pantalla, este actor fue el rey de los sustos. Pero, cuando tocaba pasar a la mesa, Price era el rey del buen paladar: aficionado a coleccionar recetas de todos los restaurantes que visitaba, el hombre de El péndulo de la muerte firmó tres extensos recetarios y presentó un programa de cocina. Su maña era tal que podía preparar un sabroso guiso de pescado… usando una lavadora.

Francis Ford Coppola
Basta con revisar El padrino para saber que el patriarca de los Coppola es aficionado a la buena mesa. Y tampoco sorprende saber que su especialidad son los platos italianos. Además de arrimarse a los fogones en casa, Francis es el propietario de varios restaurantes, de una bodega y de Mammarella, una marca de pastas y salsas.

Gérard Depardieu
Su silueta es un desastre geológico, y, con los años, sus modales se han vuelto más y más cuestionables. Ahora bien: si hay algo que el actor más temperamental de Francia nunca dejará de tomarse en serio, eso es la comida. Además de poseer varios restaurantes y ser un cocinero de altura (y de un enemigo jurado del celebrity chef Jamie Oliver), Depardieu también tiene los galones de vinatero, y ha presentado una serie de documentales sobre la cocina popular europea.

Vía: Cinemania