Martha Muñoz de Castellanos destacó, durante su Primer Informe de Actividades, que se han sentado las bases de una nueva forma de atender a la sociedad a un año de asumir la presidencia del Consejo Ciudadano del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia Tuxtla Gutiérrez (DIF).
“Conscientes del enorme compromiso que asumimos ante la ciudadanía, empezamos a darle un nuevo rostro al DIF Tuxtla y hoy tengo el honor de ser la voz de las personas que dedican su vida a sembrar esperanza, a hacer de esta capital un mundo mejor para los niños, las niñas, las mujeres, los hombres, los abuelos y abuelas que acuden a nosotros en busca de algún apoyo”.
Muñoz de Castellanos agradeció el invaluable apoyo de la presidenta del DIF Chiapas, doña Leticia Coello de Velasco, a quien dijo admirar por su incansable labor a favor de los que más lo necesitan, también al gobernador Manuel Velasco Coello por ser el gran impulsor de la transformación de Tuxtla y de todo Chiapas y a su compañero de vida, el presidente municipal, Fernando Castellanos Cal y Mayor.


Señaló que para poder brindar una mejor atención “lo primero que necesitábamos hacer era reconstruir el DIF desde adentro y dar lo mejor de nosotros”.
Destacó también el fortalecimiento a la capacitación en los talleres de belleza, computación, gastronomía, y el de corte y confección, que es uno de los más solicitados por la población, todo con el objetivo de que las personas aprendan un oficio y eso impacte positivamente en la economía familiar.
Asimismo dijo que la atención a las personas en situación de vulnerabilidad es uno de los pilares más importantes de esta institución, porque nos muestra el sentido humano que debemos imprimir a cada una de nuestras acciones.