En su edición 2018, el certamen de belleza Miss Universo causó mucha expectativa la razón porque por primera vez habría una concursante trans, Ángela Ponce, lamentablemente y pese a los buenos deseos de sus seguidores Miss España no pudo colarse a la semifinal al ser eliminada en la primera ronda.

Tras su salida, Ángela mandó un contundente mensaje:

“La realidad de muchas personas va a cambiar, y si yo puedo llevar eso al mundo, yo no necesito ganar el Miss Universo. Solo necesito estar aquí (…) Mi realidad es algo que cada persona va a pensar de una manera, porque no nos educan en la diversidad en los colegios. Todavía mi realidad no es una realidad que sea 100% visible ni aceptada, pero yo entiendo que muchos de esos prejuicios vienen del desconocimiento, pero no tengo tiempo para eso, yo conseguí lo que quería que era estar aquí y lo logré”, dijo Miss España.

Asimismo, y por medio de redes sociales se comenzó a especular sobre el por qué la española no logró colarse ni si quiera entre las 20 mujeres más guapas.

Y es que se dice que la razón de su ‘descalificación’ es porque habló abiertamente de su cambio de género.

“Siempre digo: tener una vagina no me transformó en una mujer. Soy una mujer, ya antes de nacer, porque mi identidad está aquí (en la cabeza)”, explicó a agencia de noticias reconocida a nivel mundial previo a su participación en el certamen. 

Además de que había muchos organizadores que no estaban de acuerdo con que concursara por se una persona transgénero.