Marcos Delgado.- En México desde tiempos prehispánicos, se han elaborado magníficas piezas a partir del oro y la plata, así como piedras preciosas que eran utilizadas por los soberanos, para rituales místicos o simplemente, para adorno personal.

Éstas ancestrales costumbres de mostrarse ataviados con diferentes adornos, para destacarse de entre los diferentes status de la sociedad, permanece hasta el día de hoy a través de la orfebrería y la joyería que ofertan diferentes negocios dedicados a este tipo de actividades comerciales.

Desde hace más de 50 años, la Joyería y Relojería La Princesa, ha ofrecido a la sociedad tuxtleca, en el estado de Chiapas, piezas únicas de alta calidad de joyería fina, utilizando los mejores materiales, así como una alta calidad en la atención de sus clientes.

La Joyería y Relojería La Princesa, originalmente atendida por su propietario el señor Noé Farrera Llaven, es una de las pocas joyerías tradicionales, que hasta el día de hoy, se mantienen al servicio de la ciudadanía, con piezas finalmente forjadas en oro de diferentes kilates, así como piedras preciosas, que han portado con distinción y belleza mujeres y hombres de esta ciudad y todo el estado.

Noé Farrera Morales y María Luz Aguilar Mayorga, ofrecen hoy en día, en la Joyería y Relojería Las 3 Princesas, provenientes de La Joyería y Relojería La Princesa, una amplia gama de productos de alta calidad en joyería fina, manteniendo la tradición y la calidad desde hace más de 50 años.

Noé Farrera Morales, asegura que la historia en la tradición de este negocio, que fue adquirido a su padre, permanece en el agrado y gusto de clientes que tienen más de 50 años de elegirlos como proveedores de estos productos, así como relojería y reparación de piezas de oro.

A decir de Farrera Morales, la historia que engloba a este negocio, está repleta de antecedentes de mucho agrado para sus clientes, quienes recuerdan con cariño a el propietario original, el señor Noé Farrera Llaven, un hombre caracterizado por la mesura, la humildad, pero sobre todo, por el respeto a sus semejantes.

Asegura que para ellos, es fundamental el continuar con la calidad y la calidez en el trato de los clientes, que les permitirá permanecer por muchos años más, en la preferencia de ellos.

Destacó Farrera Morales, que este cambio en el nombre de Joyería y Relojería la Princesa a Las 3 princesas, fue debido a la normatividad hacendaria, y al proceso de registro de las marcas, lo que los obligó a migrar al nombre antes descrito.

De igual manera dijo, que recuerda con gran cariño, el esfuerzo, trabajo, dedicación, y esmero, con el que su padre inicio con este negocio, asegurando que, es la satisfacción de continuar con un trabajo honesto y fino como lo hacia su padre, lo que lo ha mantenido por más de dos décadas en la preferencia de los clientes.

Es hoy en día que la propietaria, su esposa, la señora María Luz Aguilar Mayorga, quien continúa con este trabajo que es reconocido por todos los clientes, que hasta el día de hoy se mantienen solicitando sus servicios.

Primer Plano Magazine, te invita a visitar la Joyería y Relojería Las 3 Princesas, en la 3a Norte Poniente, número 145-A, en la delegación Terán, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.